7 Ejemplos de Plan de Incentivos

Un plan de incentivos es el programa que desarrolla una empresa y a través del cual busca motivar a sus empleados a conseguir metas más ambiciosas. El alcance de los objetivos implica beneficios para ambas partes del acuerdo estipulado.

Lo más importante de estos métodos es que cumpla fehacientemente con lo que se promete y que las remuneraciones sean justas pero alcanzables, para que los integrantes del equipo sientan la meta como posible y desarrollen un mayor sentido de pertenencia.

Ejemplos de plan de incentivos laborales

Existen muchos modelos y programas para incentivar a las personas que hacen parte de la definición de una organización. Sin embargo, los métodos más usados contemplan nuevos objetivos, motivación y recompensas.

1. Bonificación especial

Este método consiste en ofrecer un sueldo base que será cancelado independientemente del rendimiento del empleado en sus labores. Ello brinda seguridad y estabilidad para los gastos fijos del personal.

Sin embargo, una forma de incentivarlos es poner a su disposición un bono especial en el caso de que alcancen una meta específica. Este monto sería un premio al esfuerzo del trabajador que se destaca, quien se merece una recompensa económica.

2. Recompensas 

No todas las recompensas son económicas. Además de dinero en montos específicos, los empleados también pueden recibir algún otro tipo de reconocimiento material que sea capaz de generarles bienestar. 

Por ejemplo, suelen ganarse viajes, cupos en destinos turísticos, membresías en sitios comerciales o paquetes de descuentos. También aplican regalos, electrodomésticos y, en ocasiones, vehículos. Estas ofertas avivan el entusiasmo de los involucrados. 

3.  Porcentajes por ventas

Decirle a un trabajador que mientras más venda los productos que se ofrecen en el comercio, más dinero irá a su bolsillo, hará que este quiera vender mucho. 

El afán de generar una mayor cantidad de dinero permitirá que los ingresos de la compañía también vayan en aumento. 

Los porcentajes por ventas hacen que los empleados diseñen planes de oferta, mejoren sus técnicas de atención al cliente y se interesen más por concretar las transacciones, para poder cobrar el adicional. Las cifras son acordadas con los administradores de finanzas.



Un plan de incentivos es un método empresarial con el que se busca motivar a los empleados

4. Metas grupales

Es posible que los objetivos también se quieran alcanzar en grupo, lo que hace que el esfuerzo de cada uno repercuta en las remuneraciones de los demás. El método de este plan de incentivos de una empresa es poner una meta que debe ser alcanzada por todos, para que todos cobren más dinero. 

Muchas personas no se sienten tan a gusto en este formato, debido a que los esfuerzos no siempre son equivalentes a todos los integrantes del grupo. El hecho de que unos hagan la diligencia y otros no, hará que una repartición equitativa sea injusta. 

Esta herramienta funcionaría si hay un buen ambiente laboral, verdadero trabajo en equipo y un liderazgo sólido que pueda dirigir a todos los involucrados hacia las tareas que les corresponden.

5. Ofertas de tiempos libres

Además del dinero, hay personas que persiguen tener un mayor tiempo libre, y para ellos existe una gran alternativa. Ante un muy buen desempeño en las funciones labores, hay organizaciones que ofrecen a sus empleados un tiempo libre remunerado. 

Con estas iniciativas se busca enfatizar la importancia del tiempo familiar y la recreación en espacios conjuntos. Incluso, es posible que la directiva ayude a cancelar los gastos de un viaje o paseo.

6. Flexibilidad laboral

Organizaciones de envergadura también llegan a negociar con su personal sobre la posibilidad de compartir las funciones de la oficina con las del hogar. En otras palabras, no exigen que sus empleados estén toda la jornada laboral en las instalaciones de la sede. 

Ello puede representar una gran ventaja para ambas partes, ya que hacen uso inferior del mobiliario y probablemente reduzcan gastos. Igualmente, los trabajadores evitan costos de transporte y pueden acompañar a sus hijos o familiares mientras laboran.

La alternativa también es adecuada para quienes desarrollan el trabajo remoto, ya que no deben presentarse regularmente en el lugar y pueden atender otros asuntos en simultáneo. 

7.  Regalos de la marca

Cuando se trabaja en la proveeduría de productos o servicios, es habitual ver como se obsequian recursos de ese mismo rubro a los empleados o a sus familiares directos. 

Lo que es un plan de incentivos de este tipo  involucra, por ejemplo, equipos de tecnología gratis, porcentajes en boletos de avión o exoneración del servicio de agua por un semestre.

Es frecuente que este tipo de obsequios se otorgue en fechas especiales, como navidad, cumpleaños, o días feriados. 

Así como lo puede recibir personal específico, también puede ser un regalo colectivo de quienes hacen vida en la marca.

Ir arriba