7 Ejemplos de Juegos de Azar

Los juegos de azar son aquellos donde las posibilidades de ganar son exactamente iguales  a las de perder, sin que exista ningún tipo de ventaja por la habilidad del jugador. En ese contexto, el destino queda en manos de la suerte.

Pocas son las opciones donde se puede calcular el resultado, independiente de la destreza de sus participantes. Todo cae en el terreno de la casualidad, por lo que hay que ser muy prudentes en los bienes o recursos que se ponen en riesgo en estas prácticas.

Ejemplos de juegos de azar

1.  Máquina tragamonedas

Apostar en éstas máquinas es un trabajo simple. Su popularidad se relaciona con el hecho de que la complejidad de su uso es muy baja. Todo es cuestión de introducir una moneda o ficha para hacer que esta funcione.

Existen dos modalidades, pero dependen del tipo de aparato. Una de ellas es la acumulación del dinero recaudado por la máquina y la otra prescribe regresar un porcentaje de la inversión, a pesar de lo ganado o perdido. En un sistema se corren más riesgos que en el otro.

2. Lotería

Para participar en una lotería hay que adquirir un ticket o cupón. El sorteo es realizado por el ente encargado y su única función es recaudar fondos que al final serán entregados al ganador. 

El proceso consiste en seleccionar fichas aleatorias que darán la posibilidad a ciertos participantes de vencer, de acuerdo a las condiciones impuestas en el sorteo. Se puede repetir muchas veces, por lo que existen amplias probabilidades de recuperar dinero o, por el contrario, perder más recursos. 

Hay muchos artesanos que hacen los implementos de este pasatiempo desde sus casas y ofrecen opciones personalizadas que se adaptan al gusto de cada grupo familiar.


VEA TAMBIÉN: 


3. Ruleta

Suele estar conformada por 37 números, que le dejan cierto porcentaje a la casa. Para ganar con este método el participante debe abrir una apuesta por un número específico.

En la ruleta también se puede elegir el color de la casilla donde pudiese caer la bola y sumar puntos positivos por acertar. Esta es una práctica muy popular en los casinos del mundo.

Los juegos de azar causan adicción

 

4. Póker

El póker puede ser considerado como uno de los juegos de azar más estratégicos y de habilidades. También es una de las plazas donde se maneja más dinero, considerando que se realizan grandes competiciones en establecimientos prestigiosos del mundo y se involucran personalidades prominentes.

Sin embargo, en esta facultad también influyen factores ajenos a la habilidad de cada jugador, dado que cada ronda de cartas es aleatoria. Su funcionamiento mantiene a los participantes sujetos a los designios de la suerte.

5. Bingo

Este sencillo pasatiempo está caracterizado por una serie que está en el margen de 1-75 y 1-90. Para poder jugar es necesario adquirir un cartón donde se encuentran impresos números aleatorios, teniendo encima de ellos la palabra bingo.

En su dinámica existe una persona encargada de extraer una ficha con un número y notificarlo, mientras los participantes van tachando  en caso de tenerlo en su cartón. Para poder ganar, es necesario completar una hilera en una misma dirección.

Asimismo, en caso de jugar a cartón lleno, el participante debe anotar todos los espacios de su tablero. El que lo logre primero y detenga la partida diciendo “bingo”, será el vencedor.

6. Dados

Su práctica consiste en lanzar un dado de seis números sobre una superficie. A pesar de que existen unos que son de más o menos cifras, los más comunes son de seis caras. Para elegir a un ganador, se toma en cuenta el mayor resultado que se haya obtenido, según la manera en la que cayó el cubo.

Hay quienes apuestan a que caiga una cara específica pero también puede ser el ganador quien obtenga el número más alto entre uno y seis. Los cubos reflejan su numeración con puntos en colores.

Estas herramientas no solo sirven por sí solas, sino que se utilizan como apoyo en otros juegos de azar conocidos y también en algunos de mesa. 

7. Quiniela

Para poder participar en una quiniela es necesario considerar muchos factores que podrían desarrollarse y que influyen directamente en el resultado a obtener. 

A pesar que son estudios que se realizan sobre un tema específico para poder apostar en ellos, el azar está presente, pues ningún resultado está escrito. El conocimiento hace que haya más oportunidad de escoger opciones que podrían ser verídicas, pero no hay garantía de ello.

Funcionan para eventos deportivos, concursos de belleza, apuestas tecnológicas y hasta para sucesos de la vida cotidiana, donde unos abogan por una opción y otros por otra.

Ir arriba