10 Ejemplos de Paciencia

Resulta ser una de las virtudes y valores más difíciles de aplicar, por ello, evidenciamos los mejores ejemplos de paciencia para ponerla en práctica en nuestra vida cotidiana.

¿Qué es la paciencia?

Podemos decir que la paciencia es una virtud consistente en soportar con resignación infortunios, trabajos, ofensas, etcétera, sin lamentarse.

La palabra paciencia es de origen latín, proviene del verbo “pati” que significa “sufrir”, por lo tanto, la paciencia se ve reflejada cuando una persona soporta en silencio situaciones desagradables.

Según el filósofo y científico, Aristóteles, la paciencia es aquella que permite al individuo sobreponerse a las emociones fuertes generadas por las desgracias o aflicciones.

La paciencia moldea nuestra personalidad

En virtud de ello, se puede decir que la paciencia está ligada con la personalidad madura, educada y humana de un ser humano.

 Ya que faculta al ser humano a ser atento, saber escuchar, hablar y ser cuidadoso en cada una de las acciones y decisiones a tomar.

Sin embargo, no es fácil desarrollar la paciencia en todas las ocasiones y, más en la actualidad que el individuo se encuentra hostigado de deberes y quehaceres.

 Más el estrés diario producto del tráfico, el caos económico, político y social, entre otras causas.

Por ello, tiene mucha importancia para que el ser humano desarrolle la paciencia como la capacidad que posee el individuo para enfrentar las adversidades con tenacidad y sin lamentaciones.

De igual manera, la paciencia también se refiere a la entrega y sosiego en las cosas que se desean mucho.



Otras definiciones

Paciencia, por otra parte, indica la lentitud y tardanza en la ejecución de algo, de una meta. 

En consecuencia, el acto de ser paciente significa ser perseverante en relación a algo que no tiene una data para concretizarse.

En relación a esta situación existen múltiples ejemplos, como para lograr tener un lindo jardín se debe de hacer cada paso con paciencia.

La paciencia es la virtud más valiosa de todas

Un valor para crecer

La paciencia es un valor positivo del ser humano que debe estar presente en todos los contextos del hombre.

 A fin de afrontar de mejor manera los problemas que puedan suscitar para reflexionar y tomar la mejor postura.

Asimismo, junto a la paciencia se desarrollan otras virtudes como la tolerancia, el respeto, la perseverancia, la calma, la serenidad, entre otros.

 Que permite al individuo tomar el control y poder superar todos los obstáculos que se presentan día a día.

Por otro lado, la palabra paciente es un adjetivo que indica una persona con paciencia o, realiza las cosas con paciencia.

La persona paciente está ligada con la paz, la calma, la tolerancia y la perseverancia, se caracteriza por saber esperar y tomar las cosas con serenidad.

Es uno de los valores más hermosos y más necesarios para la sociedad.

10 ejemplos sencillos de paciencia

A continuación, realizamos un listado con los 10 ejemplos más sencillos de paciencia para saber aplicarlos en nuestra vida familiar, en el trabajo, la escuela, o en cualquier momento.

  1. Andrés se fue de viaje, y debe tener paciencia para volver a ver a su novia.
  2. Yo quiero graduarme ya, pero sé que debo ser paciente.
  3. Ismael está desesperado, quiere cenar ya, pero debe esperar.
  4. Arturo ha soportado muchos maltratos de su jefe.
  5. María espera casarse algún día con un buen muchacho.
  6. La fila está muy larga, debes tener paciencia.
  7. El internet está muy lento, debes tener paciencia.
  8. Quiero comprarlo, pero debo esperarlo hasta mi quincena.
  9. Debemos esperar con paciencia el fin de la pandemia.
  10. Tu bebe está a escasos meses de nacer, no te desesperes.
Ir arriba