25 Ejemplos de Adivinanzas

Las adivinanzas son un método excelente para pasar el tiempo entretenidos, ejercitar nuestra mente y poner en marcha nuestras neuronas. Diviértete explorando estos 25 ejemplos de adivinanzas ¡Empecemos!

Una buena adivinanza puede ser ideal en cualquier momento, ya sea para romper el hielo en una conversación o para divertirnos jugando con los más pequeños de la casa.

Aquí podrás encontrar gran variedad de adivinanzas cortas y divertidas, adivinanzas para niños pequeños o los más grandotes del hogar ¡Sigue leyendo y explora con nosotros estas adivinanzas! 

Ejemplos de adivinanzas

Mira algunos ejemplos de adivinanzas simples para pasar el tiempo jugando con tus amigos.

  1. Estoy en la guerra y huyó del cañón. Estoy en el altar y no estoy en la iglesia. Estoy en la flor y no en la planta.

(Respuesta: La R)

  1. No son flores, pero tienen plantas y olores.

(Respuesta: Los pies)

  1. Desde el lunes hasta el viernes, soy la última en llegar, el sábado soy la primera y el domingo a descansar.

(Respuesta: La S)

  1. Si me nombras voy a desaparecer, ¿quién crees que soy?

(Respuesta: El silencio)

  1. Tiene cabeza pero no piensa, no tiene boca pero sí dientes, no te creerán cuando lo cuentes.

(Respuesta: El ajo)

Ejemplos de adivinanzas para niños

Jugar con los niños usando adivinanzas divertidas y sencillas, puede traer muchas ventajas, ya que éstas son incluso didácticas y útiles para usarlas como método de enseñanza.

Además, tengamos en cuenta que éstas ayudan a incentivar la curiosidad de los más pequeños de la casa, siendo que esto a su vez estimula su inteligencia y pensamiento crítico.

  1. Es un gran señorón, tiene verde sombrero y lleva el pantalón marrón.

(Respuesta: El árbol)

  1. ¿Quieres té? ¡Pues toma té! No hablo de bebidas ¿Sabes ya qué fruto es?

(Respuesta: El tomate)

  1. Es redonda como un queso y nadie puede darle un beso.

(Respuesta: La luna)

  1. No hay ningún día del año en que pueda descansar; en tu pecho cantando ando, con mi rítmico tic-tac.

(Respuesta: Tu corazón)

  1. Con sólo 3 colores ordeno a cada uno. Si todos me respetan no habrá accidente alguno.

(Respuesta: El semáforo)

Ejemplos de adivinanzas cortas 

Algunas adivinanzas cortas pueden resultar muy divertidas, y te ayudarán a estimular el pensamiento crítico y tu agilidad mental a su vez. Descubre algunas de las mejores justo a continuación.

  1. Ruedo y ruedo, y en los bolsillos me quedo.

(Respuesta: La moneda)

  1. Con patas y espalda, no se mueve ni tampoco anda.

(Respuesta: La silla)

  1. Tenemos diez dedos, sin huesos ni carne en ellos.

(Respuesta: Los guantes)

  1. Lo tomas, pero no lo puedes llevar ¿Qué es?

(Respuesta: El sol)

  1. Es pequeña como una pera, pero alumbra la casa entera.

(Respuesta: La bombilla)

ejemplos de adivinanzas
Las adivinanzas son ideales para ejercitar el cerebro

Ejemplos de adivinanzas fáciles

A los pequeños de la casa les encanta divertirse con adivinanzas fáciles y sencillas, las cuales son ideales para niños de preescolar o de primaria, de hecho.

Usar métodos, como las adivinanzas para niños de preescolar, como forma de brindarles nuevas enseñanzas de manera creativa, puede ser realmente pedagógico, pues aprenderán mientras se divierten al mismo tiempo.

  1. Redondo soy como un pandero, quien me tome en verano que use sombrero.

(Respuesta: El sol)

  1. Soy ave y soy llana, pero no tengo pico ni mucho menos alas.

(Respuesta: La avellana)

  1. Todos me quieren para descansar, ¡Si ya te lo he dicho! Ya no pienses más.

(Respuesta: La silla)

  1. Te la digo y no me entiendes, te la repito una y mil veces, y un no me comprendes. Yo te la digo y no me la sabes decir.

(Respuesta: La tela)

  1. En rincones y entre ramas mis redes voy construyendo, para que moscas incautas, en ellas vayan cayendo.

(Respuesta: La araña)

Ejemplos de adivinanzas difíciles

Algunos niños necesitan sentir un reto más grande, generar curiosidad en ellos es más difícil, pero eso no quiere decir que sea imposible. 

Ellos son listos y sabemos que una adivinanza simple no es suficiente para simular su curiosidad, por eso puedes presentarles adivinanzas difíciles que les hagan justicia y reten sus conocimientos.

  1. Vivo en el mar no me mojo, estoy en las brasas no me quemo, viajo en el aire no me caigo, e incluso tú me tienes en los labios.

(Respuesta: La A)

  1. Esta es una caja pequeñita, blanquita como la cal, todos la saben abrir, pero nadie la puede cerrar.

(Respuesta: El huevo)

  1. Conteste, en prosa, verso o inglés, qué es lo que tiene principio, pero no tiene fin. 

(Respuesta: Los números)

  1. Me llegan las cartas y no sé leer y no mancho ni un poco el papel.

(Respuesta: El buzón)

  1. No es león y tiene garra, no es pato y tiene pata.

(Respuesta: La garrapata)

Ir arriba